La actriz, Lana Rhoades habría desaparecido tras estafar a sus seguidores
Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin

La actriz, Lana Rhoades habría desaparecido tras estafar a sus seguidores

La actriz de contenido para adultos, Lana Rhoades vuelve a ser protagonista en el mundo de la farándula y en redes sociales por haber logrado ganar más de un millón y medio de dólares con los populares NFT y haber estafado a más de un seguidor.

Existía un perfil en redes sociales que promocionaba Rhoades para efectuar negocios con NFT que se llamaba CryptoSis y fue tal su alcance en TikTok e Instagram que alcanzó a tener más de 200.000 seguidores a los pocos días de haberse hecho publico.

Fue tanto el dinero que llegó a conseguir la artista, que ofrecía múltiples servicios en internet para sus fanáticos. Sin embargo, ahora se desconoce qué sucedió con el dinero que los seguidores pusieron su dinero en el negocio.

Rhoades, fue acusada de “estafadora” luego de vender su colección de NFT y no cumplir con sus promesas tras su lanzamiento, pues ofrecería citas, viajes, mensajes personalizados, un chat privado con ella y una sesión de Preguntas y Respuestas.

Inclus, el sitio web CryptoSis aseguraba que “una persona afortunada ganaría un paquete de viaje a Sudáfrica y conocería a Lana Rhoades en persona”.

Los perfiles que fueron creado para ambas redes sociales ya no existen, por lo que las personas que habían puesto su dinero allí denunciaron el hecho como un posible robo de parte de la ex creadora de contenido sexual.

Al parecer la artisr se habría llevado alrededor de 1.5 millones de dólares y a pesar de que su perfil oficial de Instagram sigue activo, de allí borró todas las promociones que tenían que ver con su nuevo negocio digital.

Lana Rhoades, a sus 24 años vivió varias experiencias en el mundo de las películas para adultos que la llevaron a retirarse, pues, en el podcast 3 Girls 1 Kitchen, aseguró que durante su tiempo como actriz porno vivió “experiencias traumáticas” que la desalentaban cada vez más en su trabajo.

De acuerdo con Rhoades, los problemas en su infancia en Chicago la llevaron a ver en la industria del porno como una solución con tan solo 12 años de edad y cuando alcanzó su mayoría de edad se convirtió en una realidad.

La actriz primero trabajó como stripper y camarera hasta que fue contactada por un agente de la industria que la invitó a formar parte de un proyecto de cine para adultos en Los Ángeles, Estados Unidos.